miércoles, 17 de septiembre de 2008

Descubriendo Escocia!


Ver mapa más grande
Hoy ha sido ese día horrible en que tu vida vuelve a la rutina. Vuelve al despertador, a la ducha para espabilarse y a las legañas inseparables de ti. Esta claro que no es un planazo. Pero se ve compensado si los días anteriores te has levantado para zamparte unos huevos con beans y tener fuerzas para descubrir castillos recónditos en islas flotantes perdidos en las entrañas de Escocia. Si, si, aquí la amiga ha estado de vacas con sus Javis: Javi Pas y Javi Ras(tas). Jijijiji... Y he aquí mi diario de viaje.

The first: Edimburgo. Dias 4,5,6 y 12.
Después de dormir apenas 2 horas porque la noche anterior estuvimos de celebración doble, cumples de mi mami y de Pas, llegamos a Edimburgo a eso de las 8:00. Y ya, nada más llegar, sin paños calientes, al salir de la terminal... ¿quién lleva la maleta?Nadie! Así son los viajes de JaviPatri, emoción cada segundo. Afortunadamente todo quedó en una anécdota graciosa que contar y hemos podido cambiarnos de ropa interior durante todo el viaje.
Después,Javi tuvo que vérselas con mini Parkman para conseguir las llaves del coche que previamente habíamos alquilado por internet. Y por fín, llega el momento... Javi coge los mandos de la nave! A A A ... ADIOS! ATIENDE, ATIENDE! QUE CONDUCEN AL REVÉS! Madre mía, pobrecito mi chico, que sufrimiento. Y Pas detrás, con las guías, los mapas, sin enterarse de una mierda. Vamos que la única que disfrutaba de la llegada a EDimburgo era yo. Casitas de dos plantas de tipo victoriano, llenas de flores multicolores y con jardín; niños con uniformes grises y oscuros, británicos, dispuestos a asistir a otra jornada de clase. Y nosotros buscando nuestro alojamiento, el Belford Hostel, un sitio bastante recomendable para mochileros: correcto y barato, con cocina comunitaria, un gran recurso, como más tarde descubriríamos.
En menos de lo que pensábamos ya estábamos pateando la ciudad, eso sí, después de habernos vuelto locos buscando sitio para aparcar y de apoqinar las consecuentes libras en zona azul. Es muy caro pillar coche en Escocia, en todos los sitios hay que pagar.
Durante nuestra primera jornada recorrimos en gran parte la new town de Edimburgo y, como no, nos apretamos un típico almuerzo escocés (bueno, típico para el desayuno porque sólo almuerzan un sandwich o algo así): huevos con beans y unas patatuelas fritas para acompañar, regado todo con esos zumitos de cebada que te ponen allí en unos vasos muuuy grandes...


Al día siguiente nos lanzamos a recorrer las callecitas medievales de la old town y descubrimos el Castillo de Edimburgo. Un edificio verdaderamente espectacular y grandioso que guarda diferentes edificios tras sus muros: la capilla restaurada y convertida en un homenaje a todos los escoceses caídos en el campo de las batallas más importantes y cruentas de la historía; la prisión del Catillo, el museo militar... En fín, una visita inevitable si te encuentras en Edimburgo.


Además, es recomendable ver el Castillo por la mañana ya que a la una en punto se dispara un cañón, puesto que antaño servía de reloj para los barcos que salían o entraban al puerto.
Más tarde, tras tomarnos la pinta del mediodía que te deja más palla que paca y de comer en plan take away, visitamos el Craigmillar Castle, un castillo en ruinas en las afueras de Edimburgo que no tiene desperdicio, con un encanto especial.
El sábado pusimos rumbo a la Rosslyn Chapel, una maravilla arquitectónica que esconde miles de secretos y leyendas tamplarias entre sus columnas y muros, mundialmente conocida por cierto escritor de código con nombre de artista renacentista que no nombraré, puesto que ya se despachó a gusto la guía de la Rosslyn a cerca de las dudosas verdades que se difunden en dicho escrito. De hecho, el indivuo en cuestión jamás ha estado allí, aunque la versión cinematográfica de su novela si fue rodada en el interior de la capilla.
Y al salir de allí dimos un paseo por pleno bosque cerrado siguiendo las ruinas del Rosslyn castle, parecía que en cualquier momento iba a aparecer la compañía del anillo cabalgando hacia el monte del destino.
Durante la jornada del domingo nos pusimos en camino hacía el Lochleven castle, que se encuentra escondido en el corazón de un lago, al que se llega solamente en barco. En fín, un cuento de hadas hecho realidad y más allí, que a todo lo rodea una niebla mágica. No tan mágica para la reina María de Escocia, quien estuvo prisionera en esta fortaleza tras su forzada abdicación, hasta que fue decapitada por su prima Elizabeth, reina de Inglaterra.
Por la tarde, ese mismo día, Javi condujo al revés hasta Melroce, un pueblecito precioso y pequeñito (todo allí es precioso) donde se encuentra la Melrose Abbey. Allí, guardan embalsamado y enterrado el noble corazón de Robert Bruce, un rey muy querido en Escocia.
De vuelta a Edimburgo y concluyendo esta I jornada, destacaré unos garitos para tomarse unas pintas escuchando buena música en directo. Para los más heavys, The Black Rose, un sitio super chulo, muy bien ambientado, con lo mejorcito del heavy rock: AC DC, Iron maiden, Black Sabbath... En la misma calle, la Rose Street, otro garito un poco más light pero en la misma línea: el Citizen Smit. Allí disfrutamos de una banda que versionó durante más de dos horas a Police, Led Zeppelin, The Class... GENIAL! Otro día, en la old town, estuvimos en una especie de mezcla de salón gigante (estaba decorado con sofás, sillones, cuadros de estrellas de rock, muebles...) y sala de conciertos: el whistle binkies. Era jueves y había una especie de jam session interminable: tocaba un grupo y se subía otro. Y allí tuvimos la suerte de ver y descubrir a un cantautor muy característico. Lee Patterson, solamente él, su guitarra, un distorsionador, su sillica, y unas baquetas... y menudo cisco montaba el hombre. Os dejo un video del youtube porque es bastante recomendable escucharle e indagar sobre él.

La noche no dio para mucho más, al día siguiente poníamos rumbo to Spain (jopetas, q mierda!) y había que recogerse pronto.
Hasta aquí la primera entrega, espero no relajarme y continuar con el viaje proximamente!

2 comentarios:

jvivi dijo...

Estás hecha una auténtica bloguera!! mola mogollón la entrada a ver si le das caña y pones todo el viaje. Vaya con el koala baterista!!!

Nacho dijo...

heeeyyyyyy!! qué pasa Patri...
A ver si terminas de colgar el viaje a las escocias, que está muy muy emocionante.

¿sabes si los conciertos del panorámico son gratuitos??
¿y si hay un calendario de éstos?
y ánimo, que estas cosas de los blogs molan cantidad.
Besitos varios (y a los Javis tb)