viernes, 29 de agosto de 2008

Coca Cola QUE ASCO!

De pequeña he sido bien rarita. No me gustaban las chuches, la nocilla, los dulces... Iba a los cumples de otros niños y mientras el resto se pegaba por pillar los bocatas de nocilla y bebían Coca cola compulsivamente, yo me arrinconaba con un vaso de agua y un triste sandwich de jamón de York, repudiada por la sociedad (espero que apreciéis el sarcasmo, ¡que no era tan rara joder!)

Bueno, el caso es que cuando crecí me empezó a hacer tilín la mierda de la Coca Cola, pero me duró poco, porque pronto me informé de todas las actividades poco éticas que esta gran compañía lleva a cabo para destilar su veneno social.

Os dejo un enlace que no tiene desperdicio y os invito a que la próxima vez que os apetezca uno de estos refrescos, lo sustituyáis por una cañita, más sana, más barata, con más modalidades: clara, con limón, sin, versión maxi jarra... y que además tenemos aquí al lado la Mahou, habrá que dar de comer a los azudenses no?


No hay comentarios: