miércoles, 14 de diciembre de 2011

Querer es poder

Aquí estoy de nuevo. Después de un tiempo sin actividad y de novedades  en el blog (diseño y nombre), retomo actividad blogguera y espero actualizar con frecuencia.

Coincidiendo con un documental que he visto recientemente y con mi nueva condición deportiva, me apetecía reflexionar sobre el poder de la voluntad en el ser humano.

Me considero una persona bastante inconstante y anárquica, nada organizada. Pero he descubierto que QUERER ES PODER. Querer obtener mejor forma y fondos físicos para correr, es posible si te lo crees, si lo visualizas y vas a por ello. Y lo mejor, es que todos los logros que consigas, a cualquier nivel (físico, laboral, emocional...) se extrapolan a todo lo demás. Adquieres capacidad de sacrifico y estás más cerca de tus propios límites. Conoces tus mejores habilidades, pero también descubres las debilidades que te acompañan y eso te hace mucho más fuerte.

Toda esta reflexión queda perfectamente plasmada en un magnífico documental que disfruté y comparto con vosotras y vosotros para que os haga recapacitar. Se trata de la superación personal de 5 mujeres deportistas paralímpicas y la historia que hay detrás de ellas. Todo un ejemplo a seguir.
Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad el sábado 3 de diciembre, TVE estrenó el documental “La teoría del espiralismo”, dirigido por Mabel Lozano, en el que se muestra la vida de heroínas (para mí lo son) que practican deporte paralímpico de alto nivel. 
Las protagonistas del documental son las nadadoras Teresa Perales y Sara Carracelas, la atleta Eva Ngui, la ciclista Raquel Acinas y la jugadora de baloncesto en silla de ruedas Cristina Campos.

Podéis ver el tráiler aquí


Me quedo con una cosa que leí hace poco en la Runners, esos días, cuando estás cansada, hace frío, te da pereza entrenar... si no es por tí, sé una persona generosa, y entrena por todas aquéllas personas que no pueden hacerlo.

1 comentario:

TheVainLittleChick dijo...

Todo el mundo podría conseguir tantas cosas si de verdad se lo propusieran... y me incluyo a mi misma! Ser constante es símbolo de trabajo, y para mí algo muy difícil! La gente que es constante es poseedora de un magnífico don!

Viva la libertad de expresión en la bloggosfera! :) Un besito T