lunes, 28 de mayo de 2012

Media Maratón de Logroño

Hace unos meses decidí que el 27 de mayo de 2011 superaría un nuevo reto, correr una Media Maratón. Lo que pasa es que soy un poco bruta y entrenando, entrenando, me hice la Media Maratón de Azuqueca jajjajajja, así iba más tranquila, ya sabía que podía correr los 21, 097 km.

Por qué Logroño? Mi padre vive allí y Javi la corrió hace unos años, conozco la ciudad, me encanta y me resulta familiar. Además es llana. Así que allí nos plantamos el viernes para aprovechar el fin de semana en familia.

Esta última semana sólo entrené el martes, muy poco, porque, a parte de ser una semana de descanso prácticamente, tenía el sóleo izquierdo algo jorobado, por lo que me fuí al fisio el viernes temprano para que me hiciera una sesión de descarga y puesta a punto.

El día señalado estaba bastante tranquila. Me costó coger el sueño, pero descansé genial. Nos levantamos sin prisa, a las 8:00h, lo justo para desayunar, ir al baño tranquilamente y encaminarnos a la meta, a unos 5 minutos de la casa donde vive mi padre, sobre las 9:15, para calentar y estirar en la zona de salida hasta las 10:00, la hora D (Diooooos!)





Cuando nos colocamos en el túnel (mola mucho la salida de esta Media, se sale de un túnel!) un corredor se nos acercó para decirnos que era vegetariano (vio nuestras veggiesetas) y miembro de Animal Naturalis y, mientras hablábamos tranquilamente como si estuviéramos en una terraza, pang! pistoletazo de salida! Es una castaña, no hay chip en la salida, y hasta que salimos todo el mundo del túnel se perdió tiempo... pero bueno.


La veggieseta hace amigos



Empezamos los primeros km fuertes, hasta coger un sitio y sentirnos cómodos. Yo estoy genial, Javi me va recordando ya en el km 4 más o menos que levante un poco zapatilla, que vamos a 5:10. Le hago caso, queda mucha carrera. La temperatura es ideal, no hace demasiado calor y hay bastante sombra. 

Casi sin darme cuenta veo el km 8, un tercio hecho. No lo quiero pensar, pero  voy notando como se me va cargando el sóleo NOOOOO! Yo quiero correr esta carrera a tope y darlo todo! Decido mantener el ritmo pero no apretar, a ver cómo va respondiendo la pierna.


Javi va todo el rato pendiente de mi, si voy bien, si quiero agua, si me quita el poco aire que hay... aunque apenas me habla porque yo se lo he pedido así jjajajajja 

En varios puntos del recorrido mi padre nos espera, nos hace fotos y nos anima, fuerza para seguir adelante! 

En general, no se me hace nada dura la carrera, de hecho, me siento un poco decepcionada, porque siento que puedo exigirme un ritmo más fuerte, pero sé que el sóleo no me va a responder así que mantengo el ritmo y punto.


A la mitad del recorrido, un corredor se pone a nuestra altura, nos da ánimos, y hace mención al hecho de que corremos sin comer chorizo, jjajajajjja, le decimos que sí, que le echamos choritofu al cocido y nos sale bien rico! Es una pasada pasear la veggieseta y que la gente se interese y nos pregunte.


Ya sobre el km 17, llevo jodida la pierna. No puedo darle caña, me duele. Así que el ritmo ya es de 5:35 y aguantando hasta el final. Además ya se nota el calor, ya quiero acabar, no voy bien... jo, yo quería disfrutar la carrera hasta el final... no he tenido ninguna lesión ni una mínima dolencia hasta esta última semana, hay que joderse!



Llegamos a la Gran vía, menos de un km, Javi lleva animándome un buen rato, y voy mejor gracias a él. Veo también a mi padre de refilón, porque ya no puedo ni levantar la cabeza del suelo. 

Doblamos la esquina y sé que al doblar la siguiente ya se ve el arco de meta, a unos 300m. No lo puedo evitar y se me escapan las lágrimas de emoción. Por fín veo el arco de meta, le aprieto la mano a Javi muy fuerte y sprintamos hasta el final. "Todo el sufrimiento de los entrenos, y de la carrera merecen la pena por éstos últimos segundos" pienso. Cruzamos la meta y abrazo a Javi "lo hemos conseguido, lo he conseguido". En seguida viene mi padre y también me felicita. Hasta un corredor nos felicita por el sprint que hemos pegado jjajajjjja





La sensación que se me quedó al terminar fue un poco de decepción. Tanto tiempo entrenando para que en la última semana una molestia me impida estar a tope en la fecha señalada... pero al transcurrir la tarde y en el día de hoy he sido consciente que se trata de ir superando retos y del camino que se recorre hasta conseguirlos, no sólo del resultado final. Por eso estoy muy contenta. Nunca antes me había parado a pensar que quería correr una Media Maratón y en un mes he corrido dos. Además la sensación que tengo ahora es de fortaleza interior, de poder lograr cualquier cosa que me proponga y eso me parece un regalo muy grande que me estoy haciendo a mí misma.

Y encima tengo la gran suerte de contar a mi lado con muchísima gente que me apoya, me enseña y me alienta a seguir adelante. Gracias a mi padre y a Ali, por los cuidados pre y post carrera y por los ánimos en el recorrido. Pero sobre todo, lo más maravilloso es poder compartir carreras y mi vida con una persona como Javi. Sin sus ánimos y toda la confianza que me imprime no podría haber conseguido, ni siquiera, dar una pedalada con los automáticos, como para correr 21 km! 
El domingo decidió correr a mi lado para poder compartir juntos una experiencia inolvidable. Por eso, por aguantarme y por muchísimas cosas que hacen mi vida muy feliz MUUUCHAS GRACIAS!!!

4 comentarios:

Alex Oad dijo...

Enhorabuena por otra media en un mes!!! Qué envidia! Cual es la siguente? Porque parece que le coges gustillo a esto de las medias jejeje.

David dijo...

Patri, ya sabes que no gozas de mi simpatía por frenarme al Heraclito pero bueno.... ;-)
Enhorabuena, máquina. Ya estas en el lío y ya no hay vuelta atras.

Inma dijo...

Estoy de acuerdo con David, ya no hay vuelta atrás. Enhorabuena Patri...Yo qué te voy a decir, correr es de lo más bonito que hay, es un viaje interior, tanto en los entrenos como en las carreras.
Creo que lo que importa no es el ritmo, ni siquiera el llegar a meta o no, lo que importa es el CAMINO, porque pasan MUCHAS COSAS, y casi siempre nos hacen CRECER. Encima tienes al lado a Javi, y todo tiene más sentido cuando compartes esta forma de ver las cosas.
Pues eso, SIGUE DISFRUTANDO. Besos de los tres Clavesteros!!

heraclir0 dijo...

Ha sido una experiencia maravillosa, nunca olvidaré el momento en que me cogiste de la mano para entrar juntos en la meta, tras compartir zancadas y sudor durante 21 Km's.

Este año te has convertido en una gran fondista y has aprendido un montón de cosas sobre tí misma que ni siquiera sabías, como tu capacidad de superación, de sufrimiento y de sacrificio, además has hecho cosas que no imaginabas, como cogerle el gustillo a la bici y darle a los pedales automáticos o entrenar incluso con metereologçia adversa, has entrado en un mundo sin fronteras ni límites un mundo maravilloso, pero lo mejor de todo es que lo compartimos todo juntos y nos comprendemos y compenetramos mucho más. Todo esto hay que asimilarlo y disfrutarlo, que ha sido un año mágico!!

Y ahora a por lo siguiente, a debutar en triatlón!!!!