miércoles, 7 de enero de 2015

A por el 2015

Mucho tiempo sin estar por aquí. Mucho tiempo sin tener tiempo para hacer cosas que siempre tengo ganas de hacer.

Arranca 2015 con cosas buenas y malas. Vamos a agarrarnos a las buenas para seguir hacia adelante.

En este año me han pasado un montón de cosas y de personas preciosas que no he podido contar por aquí. Pero están ahí, dentro de mí. Así que formarán parte del 2015.

Entre mis propósitos para este año está el de retomar el blog y actualizarlo frecuentemente, prometo esforzarme para cumplirlo.

Como no me voy a poner a escribir todo lo bonito e interesante que he tenido en 2014, empezamos de cero en el 2015. Y es que este año he descubierto una nueva actividad que me trae de cabeza (literal) jijjjijijjji.

Estoy a tope con el pole dance!  Sí, baile en barra. Sé que lo que la mayoría de la gente piensa casi instantáneamente es en taconazos y ropa interior. Pero nada más lejos de la realidad (aunque cada uno/a lo practica como prefiere). Se enseña mucha carne porque es con ella con lo que te agarras a la barra: manos, corvas, costados, ingles, antebrazos, cualquier recoveco del cuerpo sirve! Por eso, la gente que hace pole enseña su interior de verdad, el físico (ampollas abiertas, moratones gigantes) y el psíquico. Me explico. Se trata de una actividad de fuerza física y mental. Obviamente, tienes que tener o desarrollar un montón de fuerza en el tren superior: brazos, hombros, core, etc para sostener tu propio peso. Pero también tienes que tener o ir adquiriendo confianza y seguridad en ti misma para trepar por la barra, hacer un volteo, o sujetarte boca abajo a metros del suelo enganchada de tu corva.

Ilustración de Carol Rossetti

Y me encanta el rollo camaradería femenina que se crea en las clases. Necesitaba algo así. En el tri y en el atletismo, aunque cada vez somos más y tengo compis estupendas, la gran mayoría son hombres. Encantadores y buenísimos compañeros, pero hombres. Cuando nos juntamos mujeres con fuerza, determinación y gran potencial para conseguir objetivos, mola mucho la atmósfera que se materializa. 

Es una pasada! Además, me reconcilio con mi parte de bailarina abandonada, porque a todo esto hay que sumarle delicadeza, gracia, flexibilidad, técnica... cosas que tenía guardadas desde hace tiempo y que me encanta volver a redescubrir.

De momento estamos empezando. Pienso esforzarme, a ver si podemos ir progresando poquito a poco.

Nuestra profe, además de ser un encanto y enseñarnos genial, tiene un blog sobre su propia experiencia, en el que además puedes encontrar mucho material sobre el pole dance. Os lo enlazo para los/as que quieran profundizar

http://livinglabarra.blogspot.com.es/

Y para que flipeis con esto del pole, os pongo un vídeo precioso de un dúo, sí, los chicos también hacen pole:

 

Dentro de lo malo de no tener un curro diario, lo bueno es todo el tiempo del que dispones. Como dije al principio, pienso aprovecharlo.

Como dijo Emilia Pardo Bazán:

"Además de temporal, la función de la maternidad es adventicia: todas las mujeres conciben ideas, pero no todas conciben hijos. El ser humano no es un árbol frutal que sólo se cultive por la cosecha”.

Yo este año quiero concebir un montón de cosas.




3 comentarios:

RastaJavi dijo...

Cómo me gusta verte llegar de Pole Dance tan feliz y tan contenta, me alegra que retomes tu lado más expresivo y artístico, corporalmente hablando. Este año va a ser maravilloso, ya lo verás, tu nunca borres esa contagiosa sonrisa y alegría que compartes con todos los que te rodean. Este es nuestro año Patri!!!!

Valeria Chaos dijo...

Me ha encantado tu blog!! Estás hecha una tremenda atleta, precioso ejemplo de superación! Y me alegro muchísimo de que el pole te haya calado, es un orgullo y una suerte poder enseñar lo que más me gusta a personas como tú. Lo mejor está por llegar!! Arriba 2015! Muuuuucha fuerza y un abrazo!

SuperPatri dijo...

La mismísima Valeria Chaos por estos sitios jjjijiji Me alegra que te guste mi yo virtual ;-)
Muchas gracias por tus palabras, tus ánimos, sonrisas, trucos y por sujetarnos en las clases, de forma literal y figurada. Nos vemos en la barra! Un besote y más fuerza para ti también!